jueves, 20 de octubre de 2011

Atención usuarios del Sistema de Transporte Público en Bicicletas en Buenos Aires

.
 A partir del 1ro. de Noviembre (el mes que viene) los usuarios del Sistema de Transporte Público en Bicicletas, también conocido como Bicing, podrán utilizarlo por 1 (UNA) hora.
 La penalización por la devolución tardía de la bici comenzará a regir a partir del día 16 de noviembre. O sea que los tarados ciclistas tardaremos unos 15 días en entenderlo.


 La causa declarada es que "El promedio de los viajes que se realizan con el Sistema de Transporte Público en Bicicletas alcanza los 40 minutos. Por este motivo este cambio permitirá optimizar el servicio y que más usuarios puedan utilizarlo".


 La causa NO declarada es, reduciendo el tiempo a la mitad se pueden prestar el doble de bicis y así dar abasto sin instalar más puestos o algunos con más capacidad. Porque, si el promedio de los viajes es de 40 minutos, ¿para qué achicar los plazos?, ya que la mayoría de los usuarios promedio la habrán devuelto antes de la hora.
 ¿Tuviste que ir a dejar la bici y esperar una nueva cola para que te den otra?. Esa es la segunda intención no declarada en esto. Que se te complique como una típica operación administrativa municipal y te decidas a: 1) Pasar a ser de los que se decidan a no usar más el Bicing con lo que aumentará automáticamente la cantidad de bicis disponibles (y la de coches circulando mientras disminuye la cantidad de ciclistas en las ciclovías) y/o 2) Te compres tu propia bici. (Aquí el link a la noticia en la página de Mejor en Bici)


 Seguramente suceda que algunos sacan la bici, se van a tomar un café dejando la bici estacionada, y luego la devuelven. Y otros varios estilos más de "avivadas" porteñas. ¿Pero no se calcula esto en la implementación de los servicios?. Además, ¿por qué tendría que estar mal?, ¿porque no se previó?...


 No todas son quejas. 
 Las estaciones venían colocándose a buen ritmo y abarcando cada vez más lugares. Seguramente esto seguirá aún más fácilmente con este ajuste, ya que no necesitarán colocar demasiadas juntas donde estas no dan abasto como, por ejemplo, la de la terminal de trenes de Retiro y la ubicada a unos ciento y pico de metros en la Plaza San Martín.
 Otra buena noticia es la incorporación de un sistema online de consulta para saber la disponibilidad de bicis de cada estación. Sobre esto publicaré en breve una notita.


 Debo admitir lo que tiene de bueno esta decisión. Es totalmente Argenta. En un ciento por ciento de acuerdo a nuestra mentalidad.
 Un estúpido como yo promovería el ciclismo de otras formas, en vez de restringiendo el tiempo de disponibilidad de las bicis.


 Como ejemplo (en más de un sentido) de promover el ciclismo y disminuir la deserción estudiantil, la Ilustrísima Municipalidad de Arica en Chile (sip, junto a la zona más desértica del mundo) pudo entregar
1.600 bicicletas a "alumnos de 3° y 4° medio de colegios municipales de Arica y estudiantes de las universidades de Tarapacá y Arturo Prat, con méritos académicos, necesidades socioeconómicas y residencia a determinada distancia de su lugar de estudio". (Este es el link)
 Al mismo tiempo que "Ciclistas de provincia Argentina deberán registrarse para circular en la vía pública" y "quienes no cumplan con las exigencias podrán recibir una multa equivalente a 15 litros de nafta", como explico en este otro link.


  

 Otra idea es que una serie de populares campañas publicitarias (políticas o privadas) podría sortear/regalar bicicletas.
 A un coste MUY inferior al de las campañas tradicionales, en vez de quemarse en los píxeles de televisores en unos segundos podrían dar horas y años de utilidad, salud y placer a los beneficiarios, quienes irían por ahí promocionando a las empresas que tan inteligentemente deciden gastar dinero.
 Sé que es imposible...
 Acá. 
 Ya que existen descuentos de impuestos para empresas que compren bicis a sus empleados, y así abaratarlas y promover el uso disminuyendo los problemas de salud de los mismos. Y por eso y otros problemas de movilidad que surjen, mejorando la asistencia y puntualidad. 
 No en cualquier lado. Aunque engorroso y un tanto complicado, es el Cyclescheme en el Reino Unido de Gran Bretaña (donde el ahorro de esos impuestos llega casi al 40% del valor de la bici).


 Pueden beneficiarse con bajas en los impuestos municipales a empresas que compren bicis para sus empleados, pudiendo estas seguir perteneciendo a la empresa, pero quedar a cargo del empleado el mantenimiento, etc, etc...
 También el mismo personal puede sugerir comprar bicis a su empresa por cantidad o por catálogo en una fábrica de bicicletas y financiar ese costo de sus sueldos (en caso de que sea imprescindible para sus finanzas o sus empleados no merezcan un regalo por siglo). 
 Y así no sólo recuperará el dinero sino que después de todo un empleado más puntual, con mejor estado físico y mental rápidamente pasa esos importes de costos a inversión...
 ¿O no?.




Si te gustó este post, no dudes en suscribirte al feed RSS de "Mapas de bicisendas de Buenos Aires y Argentina" para recibir las últimas novedades - (¿Que es RSS?)

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada